No quite mi espalda a los que me golpeaban, ni escondi mis mejias de los que me arrancaban la barba; ni me cubri la carra cuando me escupian y se burlaban de mi.